Los restos de naranja servirán para mejorar la piel y preservar el entorno

Publicado en por Graciela Parra Chacón

La firma GlobaLab (Pradomudo I+D), ubicada en la localidad cordobesa de Palma del Río, transformará los restos de la naranja y el aceite de oliva en materias primas para la industria cosmética, farmacéutica y química, y "aliviará" los problemas con el medio ambiente que generan

El consejero de la empresa cordobesa, Felipe Silvela, ha explicado en un comunicado que el objetivo es fabricar pectina, limoneno, narangina y hesperidinina, obtenidas de la cáscara de naranja, de modo que se aprovechan grandes volúmenes de éstos restos que son "perjudiciales para el entorno natural".

imagen quecocino.com

Además, ha recordado que los restos del cítrico "son arrojados en escombreras y lugares diversos produciendo la correspondiente fermentación, genera olores indeseables y puede derivar en expedientes de Medio Ambiente con sanciones". Los restos del cítrico son arrojados en escombreras y lugares diversos produciendo la correspondiente fermentación

El objetivo es fabricar pectina, narangina y hesperidinina, obtenidas de la cáscara, y que presentan propiedades beneficiosas para la piel

Por su lado, de los restos del aceite de oliva se puede obtener escualeno vegetal, que se encuentra en los ácidos grasos del aceite de oliva, así como escualeno animal, que es similar al aceite de hígado de escualo, como es el tiburón. Ambos ingredientes se utilizan en cosméticos, medicinas y productos energéticos y, "según la Organización Mundial de la Salud", ha subrayado Silvela, "se añaden a las vacunas para mejorar la respuesta inmunitaria".

Además, el escualeno "produce un efecto hidratante sobre la piel", e incluso, puede prevenir "el daño del radical libre que causa la avería del colágeno y de la elastina, elementos básicos para mantener la piel en buenas condiciones".

El aceite de oliva y los restos de naranja serán tratados por una empresa cordobesa para luego venderlos a la industria cosmética

Esta empresa cordobesa tiene previsto instalar en su nueva sede en el polígono industrial El Garrotal de Palma del Río "en dos o tres meses", ha anunciado Silvela, en un centro de 8.500 metros cuadrados que dispondrá "de una depuradora propia para generar residuos".

Además, el proyecto, que cuenta con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y de la Agencia para la Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), ha tenido una inversión total de ocho millones de euros.

El proceso utilizado por la empresa para fabricar las materias primas destinadas a las industrias química, farmacéutica y cosmética consiste en la obtención de bioflavonoides, pectinas y carotenoides, que proceden de la cáscara de naranja, y escualeno que se encuentra en el aceite de oliva.

Finalmente, el consejero ha afirmado que la compañía cordobesa persigue generar valor añadido en estos subproductos obteniendo materias primas para la industria, con la intención de "diferenciarse de la competencia y convertir este problema en una oportunidad de negocio". fuente www.20minutos.es

Comentar este post